La Cuarta Via

Recuperación del Río Magdalena, un proyecto con muchos millones para algunos cuantos

En la Cuarta Vía

Cormagdalena ha promocionado las gestiones para las necesidades del puerto de Barranquilla, cierto que es clave en el desarrollo de la competitividad de la región Caribe y de la economía nacional, pero la focalización de las gestiones solo mira a unos sectores y no al espectro amplio de las necesidades del rio.

Por eso con bombos y platillo fue presentado la firma de un memorando de entendimiento, que representa un cambio radical en el modelo de contratación de dragado en el Canal de acceso al puerto, lo que permitirá hacer dragados preventivos y la posibilidad de tener la presencia casi permanente de una draga en este sector.

Pero ante la critica al gobierno de Duque sobre mirar el rio Magdalena solo desde el Atlántico, la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco y Cormagdalena presentaron la reestructuración de la nueva Asociación Público – Privada, APP, para la recuperación de la navegabilidad.

 “En la reestructuración de la nueva APP venimos avanzando con total transparencia sobre todo en la optimización de los recursos, para hacer inversiones que se traduzcan en mayor seguridad en la eficiencia del uso de los recursos públicos. Así, concentraremos los esfuerzos en el tramo de Barrancabermeja a San Pablo, Bolívar, incluyendo allí la ejecución de obras de encauzamiento para este sector de 50 kilómetros tradicionalmente crítico para la navegación”.

Aseveró el Director Jurado Durán

Aun, siguen las voces criticas de la forma como se viene adelantando el proyecto de la APP, solo las zonas críticas se atienden como arteria vial, pero no se propone la atención del rio como sistema humedal y de vida a las poblaciones ribereñas.   

Bueno, a la par de todo esto, Cormagdalena ha puesto en marcha la implementación de un plan de mejoramiento que incluye alianza estratégica y trabajo intersectorial con entidades de distintos ámbitos y experticias que aportan conocimiento, idoneidad y un valor agregado a su gestión.

La respuesta es que en los últimos seis meses se ha avanzado en el perfeccionamiento de los siguientes convenios:

Convenio con la Universidad del Norte para la investigación científica sobre la línea de base socioeconómica del área del proyecto de APP y la tipología de las obras de encauzamiento del mismo.

Convenio con el Instituto Alexander Von Humboldt para identificar los corredores críticos y el estado actual de la biodiversidad y el recurso pesquero a lo largo del Río Magdalena , y prevenir, mitigar y compensar cualquier riesgo socioambiental en relación con las intervenciones previstas en el nuevo proyecto de APP.

Convenio con el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, que busca el acompañamiento y asesoramiento en la revisión de estudios y diseños de la nueva APP, así como de los materiales que se utilizarán.

Convenio con la Financiera de Desarrollo Nacional, FDN, que pretende generar acompañamiento técnico y financiero al Plan de dragado.

Convenio con la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, que busca apoyo en la estructuración financiera, jurídica, y de riesgos de la nueva APP y acompañamiento en el proceso de contratación.

Algunos de estos convenios multimillonarios, que muchas veces terminan en un cuarto de San Alejo, porque no pasan de ser una buena intención.

La voluntad de hacer el trabajo serio de recuperación del rio, depende de trabajarlo desde el campo, conociendo la dinámica fluvial que tiene el mismo y el apoyo necesario a un plan que permita preservar el rio como fuente de vida y patrimonio intocable de la nación.  

Quizás te interesa...

no te pierdas tus programas

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *