La Cuarta Via

¿Reforma social o clavada social para el pueblo?

En la Cuarta Vía

“Desde la Orilla del Mar”

Si camina como pato, come como pato y caga como pato, pues es un pato, pero para nuestro desastroso presidente –según él- lo que va presentar el gobierno esta semana ante el congreso de la República no será una reforma tributaria, sino una financiación para cubrir los gastos de la pandemia.

El sub presidente sigue convencido que el pueblo es ignorante y además de eso m&%#$.

Pero dentro de su estupidez, ignorancia e incapacidad para gobernar que cada día es más evidente, quiere convencer a los colombianos que el ajuste tributario al que nos someterá no es una reforma.

Esta será la tercera reforma que presenta este catastrófico gobierno que tiene el pueblo colombiano, que vive más preocupado por lo que pasa en los países vecinos, que por la delicada situación que se vive al interior de la nación, y no solo por la pandemia sino por la violencia, la muerte de líderes sociales, el incumplimiento de los acuerdos de paz, el descredito en el que cayó la fiscalía parcializada y acomodada al gobierno y el alto nivel de desempleo.

Eso sí, Duque con esta reforma les cumple a las grandes empresas, teniendo en cuenta que la nueva reforma tributaria disfrazada de supuesta ley de solidaridad sostenible, viene con toda a gravar la canasta familiar.

Resulta por demás increíble que, en plena pandemia, cuando la gente no tiene para comer, tenga que pagar impuestos para comprar una libra de arroz.

No he visto ni leído que ningún gobierno del mundo para reponer los gastos de la pandemia haya implementado una reforma tributaria en la que los ricos no son tocados y los pobres –los más afectados por el coronavirus- los más afectados.

Es claro que a este gobierno lo que más le interesa es empobrecer a los más pobres.

Tampoco puede ser excusa la pandemia para una nueva reforma tributaria, la segunda en dos años, lo que indica que la primera les quedo mal hecha.

A nadie se le olvida que la reforma del 2019 el gobierno como es su costumbre favoreció fue a los ricos y jodio a los pobres, igual como lo piensa hacer en esta ocasión.

Pienso que el gobierno Duque –si verdaderamente piensa en el pueblo, que no lo creo- en lugar de agobiar a la clase media y a los pobres con más IVA, debería eliminar las exenciones que permitió que el sector financiero pagara en 2020 solo el 1,9 % de sus utilidades de $121 billones; las petroleras, el 7 % de $92 billones, y las empresas mineras, el 6 % de $31 billones, cuando debieron pagar el 33 % que informa la ley, según un informe bien sustentado del portal de noticias La oreja roja.

El gobierno dejo de recibir por estas “ayudas” a sus amigos ricos cerca de 80 billones de pesos, es decir casi cuatro veces de lo que dice que está necesitando para cuadrar la caja.

Pero no deja de ser además preocupante que el gobierno que habla de una reforma social esté pensando en destinar quince billones de peso para la compra de aviones de guerra, cuando hay deficiencias en la educación y la salud, dinero que les caería muy bien a estos sectores.

Ofende la inteligencia de los colombianos que el sub presidente Duque, quiera echarnos el cuento que esta es una reforma con tinte social, cuando todo el mundo sabe que es totalmente lo contrario y que solo afecta a la clase media y a los pobres del país. Y los ricos, ellos bien, gracias al gobierno.

Con todas estas decisiones es el mismo gobierno el que está empujando al pueblo a las calles y esta semana será una semana clave pues se presentará de manera oficial y se conocerá el texto completo de la “clavada Tributaria” perdón de la Reforma Tributaria, perdón de Reforma social.

Sigan convencidos que el pueblo es m&%$# y aténganse a las consecuencias de gobernar para las elites sociales y en contra del pueblo, y eso no me hace guerrillero ni mamerto, me hace un colombiano que piensa y ve la realidad de las cosas.

Quizás te interesa...

desde mayo espera...

Click to inspect, then edit as needed.

Click to inspect, then edit as needed.

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *