La Cuarta Via

¿Sabes que puedes cuidar tu estómago comiendo un aguacate a diario?

En la Cuarta Vía

Sabíamos de sus beneficios, pero ahora sumamos más, según un nuevo estudio de la Universidad de Illinois (Estados Unidos), comer aguacate como parte de la dieta diaria puede ayudar a mejorar la salud intestinal. Y es que el aguacate es un alimento saludable que es alto en fibra dietética y grasa monoinsaturada. Sin embargo, no estaba claro cómo el aguacate afecta a los microbios del sistema gastrointestinal.

Los investigadores descubrieron que las personas que comían aguacate todos los días como parte de una comida tenían una mayor abundancia de microbios intestinales que descomponen la fibra y producen metabolitos que mejoran la salud intestinal. También tenían una mayor diversidad microbiana en comparación con las personas que no recibieron las comidas de aguacate en el estudio.

“El consumo de aguacate redujo los ácidos biliares y aumentó los ácidos grasos de cadena corta. Estos cambios se correlacionan con resultados beneficiosos para la salud”, argumenta Sharon Thompson, autora principal del estudio, publicado en la revista científica ‘Journal of Nutrition’.

El aguacate ayuda a perder peso

Mientras que otras investigaciones sobre el consumo de aguacate se han centrado en la pérdida de peso, a los participantes de este estudio no se les aconsejó restringir o cambiar lo que comían. En cambio, consumieron sus dietas normales con la excepción de reemplazar una comida al día con la comida que los investigadores les proporcionaron.

“Nuestro objetivo era probar la hipótesis de que las grasas y la fibra de los aguacates afectan positivamente a la microbiota intestinal. También queríamos explorar las relaciones entre los microbios intestinales y los resultados de la salud”, resalta otra de las autoras, Hannah Holscher.

Los aguacates son ricos en grasa; pero, los investigadores encontraron que mientras el grupo de aguacates consumía un poco más de calorías que el grupo de control, se excretaba un poco más de grasa en sus heces.

“Una mayor excreción de grasa significa que los participantes de la investigación estaban absorbiendo menos energía de los alimentos que estaban comiendo. Esto se debió probablemente a la reducción de los ácidos biliares, que son moléculas que nuestro sistema digestivo secreta y que nos permiten absorber la grasa. Encontramos que la cantidad de ácidos biliares en las heces era menor y la cantidad de grasa en las heces era mayor en el grupo del aguacate”, explica Holscher.

Quizás te interesa...

desde mayo espera...

Click to inspect, then edit as needed.

Click to inspect, then edit as needed.

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *