La Cuarta Via

‘Tejido de Mujeres’, el dolor hecho arte, una obra de la magangueleña Lorena Trespalacios

En la Cuarta Vía

Tejido de Mujeres es una acción performática colectiva, creada por Lorena Trespalacios Janne, artista plástica y visual, que pretende sentar un precedente de las fortalezas del tejido social comprometido y consciente, contraria al machismo y la violencia explícita o tácita en la vida cotidiana, así lo describe, quien concibió está obra.

¿Quién es Lorena Trespalacios?

Lorena, nació en la ciudad de Magangué, donde vivió hasta la edad de 17 años. Estudió Artes Plásticas en la Universidad del Atlántico en la ciudad de Barranquilla. Desde el año 2014 inicia y coordina Tierrabomba Colectivo, proyecto independiente que se dedica a la promoción, gestión y realización de artísticas y culturales con la comunidad de Tierrabomba, en Cartagena de Indias. En el 2017 regresa a su tierra y vive el hecho que inspiró la obra Tejido de Mujeres.

Así nació Tejido de Mujeres

Esta presentación realizará en varias ciudades, con primeras intervenciones en Cartagena, Magangué, Cascajal, Corozal y Barranquilla, entre febrero y marzo del presente año 2019.

Lorena Trespalacios nos cuenta que la idea original de Tejido de Mujeres nace en Cascajal, un corregimiento de Magangué, donde vivió desde finales de 2017, en la búsqueda de un espacio adecuado para crear las condiciones de un proyecto artístico interdisciplinario, con énfasis en las artes plásticas y visuales.

Cascajal es una comunidad tranquila y calmado, donde normalmente no ocurren hechos violentos a pesar de la ausencia de las instituciones del orden público, como la Policía Nacional y otros similares. Sin embargo, el día 11 de marzo de 2018 hubo un acontecimiento que estremeció a la comunidad y que ha dejado secuelas profundas en sus habitantes: Un feminicidio.

Este desgarrador hecho, es contado por Lorena desde la vivencia propia de la mujer “fueron asesinadas dos mujeres, madre e hija, violadas y degolladas en su propia casa, en su espacio, en su entorno cotidiano, en lo que podríamos decir era su espacio seguro. Mi propia tranquilidad desapareció y no pude dormir bien en por lo menos dos meses. Vivo sola y con un nudo en la garganta tenía que revisar la puerta, las ventanas, los seguros, los candados, el techo y cada detalle, para verificar que todo estuviera en orden, este hecho me condicionó a cambiar mis rutinas con el objetivo de recuperar y conservar mi bienestar e integridad física y mental. Esto ha sido un dolor, una angustia y un desasosiego colectivo, compartido por hombres y mujeres de la comunidad”, escribe la artista.

Tejido de mujeres es, por tanto, una necesidad, de un acto simbólico, individual y colectivo, de resistencia a la violencia normalizada, en la búsqueda de mecanismos de fortalecimiento en la infinidad de conexiones existentes entre mujeres y por las mujeres, que pretende reforzar tejidos colectivos y que como consecuencia fortalecerán una comunidad específica.

Aquí puedes solicitar tu inscripción para presenciar la obra

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSdSYFWFPdIzwlSATy5Qyg-demDeRoLnwEYpHxhGuNCEFObmfQ/viewform

Quizás te interesa...

no te pierdas tus programas

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *