La Cuarta Via

Wilson Daniel, talento musical indígena de San Andrés de Sotavento, Córdoba

En la Cuarta Vía

Colaborador José Dolores Berrío

Región Indígena Zenú. La jornada Cultural, de Emprendimiento y Deportiva de La Institución Educativa Técnica Agropecuario Doribel Tarrá, de La Cruz del Guayabo, municipio de San Andrés de Sotavento, Córdoba, resguardo indígena Zenú, fue el escenario apropiado para mostrarle a la comunidad allí presente el talento artístico del joven cantante Wilson Daniel Banda Mendoza, del grado noveno, natural de la comunidad Mala Noche, zona sur de este municipio.

En la tarima de la plaza del corregimiento La Cruz del Guayabo, donde se realizó la jornada cultural, el cantante indígena se robó los aplausos y la admiración de los compañeros de estudio y los presentes en el evento, quienes disfrutaron de las canciones cantadas, a través de pistas por el artista Zenú.

A Wilson le gusta cantar las canciones de Diomedes Díaz, Farid Ortiz, Los Guapachosos del vallenato, Luís Mateos, Miguel Durán Hoyola, Los diablitos del vallenato, Alejo Durán, Iván Villazón y Miguel Durán JR.

EL joven empezó a cantar en fiestas y reuniones familiares y comunitarias a la edad de 12 años, es decir, desde hace 8 años, pero nunca lo había hecho en la tarima de un evento, su primera presentación fue en la plaza del corregimiento La Cruz del Guayabo, escenario de la jornada de creaciones del mencionado centro educativo.

Sus padres son Wilson Banda, agricultor y artesano y Claudia Patricia Mendoza, ama de casa y artesana, pertenecientes a la cultura Zenú, quienes, han venido apoyándolo en todo, con el propósito que su hijo alcance el sueño de ser un gran cantante de música de acordeón Sabanera y Vallenata. Su hermana Estefany Lucía, menor que él, es cuentista y, desde hace muchos años viene escribiendo cuentos tradicionales y costumbristas, los cuales han sido relatados por ella y leídos por muchos en los eventos culturales de la Región Zenú. También, sus dos hermanos, menores que los anteriores, tocan caja y guacharaca, los cuales practican por su cuenta escuchando música en la radio, en su casa ubicada en la comunidad Mala Noche.

Los padres de este semillero artístico y literario zenú exigen el apoyo del Estado para sacar adelante a sus hijos y lograr el sueño de ser los dignos representantes del folclor y la literatura de su etnia.

Quizás te interesa...

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

queremso conocer tu opinión

Entra y deja conocer tu opinión acerca de los temas públicos más relevantes en este 2021en Magangué, espera el especial el próximo 16 de enero